A dos días del polémico partido suspendido entre las selecciones de Brasil y Argentina

A dos días del polémico partido suspendido entre las selecciones de Brasil y Argentina, en las eliminatorias rumbo a Qatar 2022, la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) informó este martes que abrió un expediente disciplinario sobre ambos combinados.

“ Tras analizar los informes del partido oficial relativo a la eliminatoria de la Copa Mundial disputado entre Brasil y Argentina, la FIFA confirma la apertura de sendos procesos disciplinarios a las dos federaciones miembro”, anunció a través de un comunicado.

El pasado domingo 5 de septiembre, agentes de las autoridades sanitarias brasileñas interrumpieron el partido a los seis minutos de haber iniciado, pues su objetivo era deportar a cuatro futbolistas argentinos que arribaron al país desde Inglaterra, por lo que habrían violado las medidas contra el covid-19.

El portero del Aston Villa, Emiliano Martínez, y Cristian Romero y Giovani Lo Celso, futbolistas del Tottenham Hotspur, estaban jugando en el estadio del Corinthians cuando funcionarios del regulador de salud de Brasil, Anvisa, detuvieron el partido.

Del mismo modo, el órgano rector del balompié mundial detalló ha pedido a ambos de sus miembros dar más información sobre los hechos del cotejo, con el fin de llegar a una determinación, pues hasta el momento no se ha esclarecido si se reprogramará el partido o qué selección se quedará con las unidades en disputa.

“ Se ha solicitado a las dos selecciones que proporcionen mas datos sobre los hechos que causaron la suspensión del encuentro, a fin de que la Comisión Disciplinaria pueda recopilarlos y analizarlos exhaustivamente. Próximamente se proporcionará más información al respecto“, agregó la FIFA.

Anvisa dijo que la regulación de Brasil deja claro que los viajeros que hayan estado en Reino Unido, Sudáfrica o India en los 14 días anteriores tienen prohibido ingresar al país a menos que sean ciudadanos brasileños o tengan residencia permanente. Agregó que los futbolistas argentinos hicieron declaraciones falsas sobre su paradero en formularios migratorios.

La Policía Federal de Brasil dijo el lunes que abrió una investigación formal sobre las acciones de los jugadores argentinos que, según un portavoz, fueron deportados tras el partido. El centrocampista Emiliano Buendía, del Aston Villa, también había viajado desde Reino Unido y estaba en las gradas.

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) sostiene que la delegación cumplió “con todos los protocolos sanitarios vigentes regulados por la Conmebol” para ir a disputar el encuentro clasificatorio.

Mientras avanza el caso, la Albiceleste se medirá a Bolivia y la Canarinha hará lo propio ante los peruanos. Ambos duelo serán el jueves 9 de septiembre.
Artículo Anterior Artículo Siguiente