El entrenador del Barcelona, Ronald Koeman, calificó como “un palo muy fuerte”

El entrenador del Barcelona, Ronald Koeman, calificó como “un palo muy fuerte” la marcha de Leo Messi al Paris Saint Germain y aseguró que la cesión del francés Antoine Griezmann al Atlético de Madrid “fue una putada” porque se produjo en el último día de mercado.

En una entrevista con el diario catalán Sport, el técnico neerlandés reconoció que perder a Leo Messi en el mercado de verano fue “un palo muy fuerte” porque “toda la planificación de la temporada estaba hecha con él en el equipo”.

“ Leo, además, después de lo ocurrido la temporada pasada con el burofax, estaba súper motivado, a un nivel muy alto y, claro, perder al mejor del mundo así es algo que duele y te afecta. No se fue solo Messi, se fue un símbolo de este club”, afirmó.

Y fue igualmente explícito hablando de la salida de Antoine Griezmann: “Pasó el último día, sin tiempo prácticamente a encontrar una solución. Fue una putada. Griezmann tenía un gran contrato y si se salía iba a ayudar a mejorar la situación económica del club. Por eso accedí”, reveló.

El exseleccionador ‘oranje’ se mostró, no obstante, convencido de que podrá recuperar la mejor versión del brasileño Philippe Coutinho.

“ Todavía estoy cien por cien convencido de que es un jugador con nivel para triunfar en el Barça. A mí me gusta mucho. La última lesión fue un golpe muy fuerte para él y tiene que recuperarse bien tanto física y mentalmente para volver más fuerte que nunca”, opinó.

Koeman aseguró que está abierto a renovar con el club azulgrana y que le hace “ilusión” seguir en el cargo “durante muchos años” pese a los actuales “momentos complicados” para la entidad.

“ Creo que gracias a nuestras decisiones, del entrenador y el ‘staff’ técnico, el Barça tiene jugadores jóvenes con un futuro inmediato enorme y ojalá dentro de tres, cuatro o cinco años yo pueda seguir siendo su entrenador”, explicó el neerlandés en una entrevista concedida al diario Sport.

Koeman respondió así a los rumores sobre su posible renovación (su contrato expira al final de esta temporada), alimentados por la reciente defensa de su trabajo por parte del presidente, Joan Laporta, quien le mostró públicamente todo su “apoyo” y “respeto”.
Artículo Anterior Artículo Siguiente