Jugar sin la presión del público le pasó factura a la Selección en el inicio de la Eliminatoria

Jugar sin la presión del público le pasó factura a la Selección en el inicio de la Eliminatoria, apenas pudo ganar 2-1 a Jamaica con un gol agónico de Henry Martín en un partido que parecía concierto de errores del Tri y que al final terminó siendo una sufrida victoria.

Al Tri le costó y mucho el inicio del Octagonal, Jamaica se encerró y a México le faltaron ideas, el equipo de Gerardo “Tata” Martino tiene mucho por mejorar ya con plantel casi completo.

El triunfo le da un respiro, es líder de la eliminatoria, porque el resto de los invitados al Octagonal empataron y las visitas a Costa Rica y Panamá puede ser con presión ahora.

Duro partido para el Tri, las ideas se fueron acabando en el primer tiempo para abrir el marcador y a una férrea zaga jamaiquina que defendía con sus 11 hombres atrás no los dejaba.

Errores y gol Las ocasiones de gol fueron escasas y las pocas que hubo en el primer tiempo fueron falladas como la oportunidad que tuvo Funes Mori cuando estaba solo frente al marco.

Para el complemento la luz de esperanza parecía iluminar al Tri, Alexis Vega fue el indicado para abrir el marcador aprovechando una falla de la zaga.

Todo indicaba que el triunfo estaría en la bolsa de México, pero aparecieron los errores, primero Roberto Alvarado estrellando el balón en el poste con la portería abierta y después un pésimo rechace de Jorge Sánchez que le quedó a Shamar Nicholson para liquidar a Memo Ochoa.

Con el empate la presión fue mayúscula, las ideas fueron menos y el futbol también, México parecía incapaz de darle la vuelta al marcador, pero sobre el final Martín marcó un golazo poniendo el balón en el ángulo.

El sufrimiento de México fue mucho, pero la Eliminatoria en Concacaf es así, pero el Tri debe aprender a que ya no será un camino fácil, pero lo debe hacer ver así por su condición de ser el rival a vencer.
Artículo Anterior Artículo Siguiente