La asociación británica de lesiones cerebrales Headway ha pedido la prohibición

La asociación británica de lesiones cerebrales Headway ha pedido la prohibición del boxeo tras la muerte de la mexicana Jeanette Zacarías, quien falleció unos días después de ser noqueada en una pelea realizada en Canadá.

La joven boxeadora de 18 años se desvaneció tras el cuarto round mientras peleaba con la canadiense Marie Pier Houle, quien noqueó a la mexicana.

Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo, informó que Zacarías Zapata se encontraba hospitalizada en estado crítico, lugar en el que más tarde murió debido a los golpes recibidos.

El director de Headway, Peter McCabe, se pronunció al respecto en un comunicado titulado

“ La muerte de una boxeadora de 18 años es el último y más trágico recordatorio de por qué debe prohibirse el boxeo”, asegurando que “es imposible imaginar el dolor que sienten el esposo y la familia de una mujer tan joven con toda la vida por delante. Nuestros pensamientos están con todos los que la amaban. Esta tragedia se pudo prevenir. Esta preciosa vida no tenía por qué haber sido truncada”.

Ante el lamentable suceso, Headway y otras organizaciones dieron evidencia de una investigación parlamentaria británica sobre la conmoción cerebral en el deporte, cuestionando por qué el boxeo no estaba bajo “mayor escrutinio”.

“ Preguntamos, si los comités parlamentarios y los organismos deportivos están considerando prohibiciones o límites a los balones de futbol de cabeza, ¿por qué seguimos permitiendo que la gente se golpee repetidamente en la cabeza con tanta fuerza?”

Agregó que “explicamos las consecuencias, como lo hemos hecho repetidamente durante décadas, y sin embargo, nadie parece dispuesto a hacer frente a los peligros claros, obvios e inaceptables del boxeo. No se equivoquen: esta tragedia se repetirá una y otra vez hasta que se prohíba el boxeo“.
Artículo Anterior Artículo Siguiente