Lo que empezó como un cuento de hadas con dos victorias

Lo que empezó como un cuento de hadas con dos victorias consecutivas ahora son tres derrotas seguidas para Nacho Ambriz en el S.D. Huesca, que este lunes perdió 3-2 de visita ante el C.D. Lugo, que en los últimos diez minutos le sacó el partido a los dirigidos por el mexicano.

El problema para Ambriz es que siguen cometiendo los mismos errores de las semanas previas. Un gol tempranero de Gerard Valentín apenas al minuto 6 puso en desventaja al Huesca, pero esta vez sí tuvieron capacidad de respuesta, ya que en cuatro minutos dieron la vuelta con el autogol de Barreiro y el tanto de Escriche en el primer lapso.

Parecía que la mala racha del cuadro Oscense quedaba atrás, pero los mismos despistes de los primeros minutos ahora los cometieron en el cierre porque en tres minutos todo se fue al traste. Manu Barreiro se sacó la espina del autogol al 83′ y Jaume Cuéllar al 86′ dejó el 3-2 definitivo que empieza a desesperar a la afición.

‘Llevo dos meses apenas’; Ambriz pide paciencia Tras la nueva derrota, Ignacio Ambriz puso el pecho a las balas e incluso dijo sentirse “más cómodo” en un ambiente adverso como el que experimenta en sus primeros días en España, aunque también apeló a la comprensión por el poco tiempo de trabajo.

“ Tendré que sacar todos los recursos de la experiencia para reanimar al grupo. No me queda más que calmarme, a nada me va a llevar si me pongo a pensar en cosas que no sea solucionar lo del equipo. Tengo mucha ilusión, vengo con muchas ganas y no por tres derrotas consecutivas se me acaba la esperanza, me siento más fuerte y en estas situaciones me siento más cómodo trabajando porque vamos a levantar”, afirmó el exentrenador de León y América.

“ No hay que volvernos locos ni decir que nada sirve, tengo mucha fe en mi trabajo y en lo que hay que hacer. Llevo dos meses apenas, es complicado que el jugador entienda tan rápido lo que pretendes”, añadió.
Artículo Anterior Artículo Siguiente