Se declaró culpable y fue multado con algo más de mil euros.

El futbolista francés del Manchester City Benjamin Mendy, de 27 años, será juzgado en el Reino Unido a partir del 24 de enero de 2022 por las varias violaciones de las que se le acusa, anunció este viernes un juez británico.

La fecha, que aún está sujeta a cambios, se fijó tras una vista en el juzgado de Chester, en el norte de Inglaterra, en que el internacional francés, campeón del mundo con Francia en 2018, sólo habló para identificarse.

Al final de la audiencia, que duró 45 minutos, Mendy permaneció en detención preventiva y al abandonar la sala le hizo un guiño a un hombre del público.

Un segundo hombre, Louis Saha Matturie, de 40 años, también fue acusado en este caso y compareció junto al francés. Se le acusa de cuatro violaciones a tres personas entre abril y agosto.

El 15 de noviembre está prevista una nueva vista en la que la abogada de Mendy afirmó que podría solicitar la retirada de los cargos.

En prisión preventiva desde finales de agosto, el francés está acusado de tres violaciones en octubre de 2020 y una violación en agosto de 2021 en su casa de Prestbury, en el condado de Cheshire.

También se le acusa de agredir sexualmente a una mujer, siempre en su casa, a principios de enero de este año.

Las presuntas agresiones conciernen a tres mujeres, una de ellas menor de edad. El Manchester City, donde juega desde 2017, le había suspendido en agosto, minutos antes de que la policía anunciara que iba a comparecer ante un juez.

El club pagó 52 millones de libras (70 millones de dólares, 60 millones de euros) por Mendy, que fue descubierto en el Marsella y pasó una temporada en el Mónaco, convirtiéndolo en el defensa más caro de la historia en ese momento.

Pero su carrera se ha visto marcada desde entonces por las lesiones, que lo ha obligado a pasar más tiempo cuidando sus rodillas y problemas musculares que pateando un balón.

El internacional francés también saltó a la prensa sensacionalista en otoño de 2020, cuando le incautaron su Lamborghini, valorado en más de 500 mil euros (587 mil dólares), que conducía sin carné ni seguro.

Se declaró culpable y fue multado con algo más de mil euros.
Artículo Anterior Artículo Siguiente