Sin duda hablar de la vida pasada de Julio César Chávez tiene dos caminos

Sin duda hablar de la vida pasada de Julio César Chávez tiene dos caminos, su gran carrera como boxeador y la que lo marcó por sus excesos en muchas cosas que el día de hoy sigue siendo recordada. Uno de sus vicios además de las drogas y el alcohol fueron las mujeres pues su gran fama y carisma era suficiente para que cualquiera cayera en sus brazos.

Si bien son pocas las mujeres que lograron tener verdaderamente el corazón de Julio César Chávez como sus dos esposas, y mujeres de su familia, la realidad es que la lista de amoríos en su mejor momento como boxeador es increíble, aunque no se sabe exactamente cuantas personas fueron, gracias a las palabras del exboxeador hay alguna idea de lo que vivió en esos tiempos.

Yordi Rosado en su más reciente entrevista le sacó la sopa al “César del Boxeo” sobre sus amoríos, ya que sabía que cualquier mujer quería estar con él, y Julio terminó por aceptarlo y aún más increíble es que asegura que él nunca las buscó y que ellas llegaron solas, especialmente a muchas mujeres que en ese momento formaban parte de Televisa.

“ Casi todo Televisa, con todo respeto. La verdad sí (estar con famosas) pero no te puedo dar nombres. Pero ellas decían ‘No puede creer que estoy con el gran campeón mexicano’. Con todo respeto y ellas lo saben, ellas me buscaban a mi”, así dejó claro que las mujeres fueran famosas o no siempre lo buscaron a él para un momento de diversión.

Asimismo se le cuestionó si en algún momento de esas aventuras llegó a enamorarse, siendo su respuesta algo sorpresiva pues asegura que era muy “pirujo” pero que nunca se enamoró de ninguna mujer ya que tenía esposa e hijos que lo esperaban en casa.

“Fui muy pirujo, pero la verdad nunca me enamore porque tenía a mis hijos y tenía a mi esposa”, aunque asegura que en muchas ocasiones sus parejas, en ese caso sus esposas más la primera Amalia Carrasco le cachó muchas infidelidades que luego de salieron muy costosas, desde la destrucción de un auto como una herida en la cabeza por un golpe con un tarro de cerveza.

Julio César Chávez afirma que en muchas otras ocasiones le descubrieron sus engaños con más mujeres, pero que lo han perdonado y desde entonces ahora que lleva con Myriam Escobar, su segunda esposa, casi 20 años de estar juntos prefiere mantener distancia con otros mujeres con las que podría ser infiel aunque no se fue en blanco y tambien la engañó pero asegura que ella ha aguantado más.
Artículo Anterior Artículo Siguiente