El empate es insuficiente para el conjunto

Un gol del belga Kevin De Bruyne, a ocho minutos del final, evitó una nueva del Manchester City en la Premier, en Anfield, frente al Liverpool (2-2), que se situó en dos ocasiones con ventaja en el marcador, la segunda vez con todo un golazo del egipcio Mohamed Salah, pero que no pudo sellar el triunfo que le hubiera dado el liderato.

El empate es insuficiente para el conjunto de Jurgen Klopp, rival del Atlético Madrid en la Champions League desplazado de la cima de la tabla por el Chelsea, que el sábado ganó al Southampton.

Buscó el triunfo el conjunto red. También el cuadro del español Pep Guardiola. El duelo fue vibrante y el marcador incierto hasta el final. La puja por el dominio de la Premier se estrecha. Seis equipos están separados por solo dos puntos.

De los 16 del Chelsea a los 14 del City, United, Everton y Brighton. En medio, con 15, el Liverpool, que tomó ventaja a la hora de juego cuando el senegalés Sadio Mané llevó a la red un balón recibido de Mohamed Salah.

Hasta ese momento ambos equipos tuvieron alternativas, pero la falta de acierto dejó inalterable el marcador.

El Manchester City reaccionó al contratiempo propiciado por Mané y, diez minutos después, logró el empate con el gol de Phil Foden, a pase de Gabriel Jesús.
Artículo Anterior Artículo Siguiente