Inglaterra deberá disputar a puerta cerrada su próximo partido

Inglaterra deberá disputar a puerta cerrada su próximo partido en casa correspondiente a una competición UEFA, a causa de los incidentes acaecidos en la final de la última Eurocopa, Inglaterra-Italia, el pasado 11 de junio en el estadio de Wembley, según anunció este lunes la instancia europea.

El partido afectado corresponderá a la primera fase de la próxima Liga de las Naciones, cuyo sorteo tendrá lugar el 16 de diciembre.

La sanción va acompañada de una multa de 100.000 euros (116.000 dólares) que deberá abonar la federación inglesa de futbol (FA) a la UEFA, e incluye otro partido de sanción a puerta cerrada en caso de reproducirse los incidentes en un periodo de dos años.

El día de la final de la Eurocopa, ganada por Italia en los penales (1-1; 3-2), varios aficionados ingleses lanzaron piedras y objetos a los tifosi italianos en los alrededores del estadio.

Centenares de aficionados sin entradas tomaron después al asalto las puertas de Wembley, logrando penetrar en el recinto y ocupando localidades de espectadores provistos de entrada.
Artículo Anterior Artículo Siguiente