pero no pudo contactar bien con la zurda y acabó

Tigres Femenil sumó su décima victoria en la misma cantidad de partidos disputados en lo que va del Grita México A21 al golear 3-0 a Tijuana, aunque esta vez lo hizo sin el brillo de otras ocasiones, con grandes fallas que marcaron su actuación.

Las principales de ellas corrieron a cargo de Lizbeth Ovalle, quien esta vez se guardó la magia al grado de desperdiciar una acción con el arco abierto, donde solo tenía que empujar el balón a las redes.

Cuando corría el minuto 5, solo tres minutos después que Katty Martínez adelantara a las universitarias, desde la parte baja salió un pase a Sandra Stephany Mayor, quien al ver entrar sola a Ovalle le cedió el balón, aunque la acción fue desperdiciada.

La jugadora felina tenía el arco completamente abierto, pero no pudo contactar bien con la zurda y acabó por mandar el balón por un costado para dejar ir el que sería el segundo tanto.

Tras la falla, Tigres no tuvo la constancia que le acostumbra y solo pudo marcar los otros dos tantos en los minutos 75 y 83 gracias a Stephany Mayor.​
Artículo Anterior Artículo Siguiente