Mañana viernes o incluso el sábado

Karim Benzema entrenó este jueves en solitario sobre el césped de la Ciudad Deportiva Real Madrid por las molestias musculares que arrastra desde el pasado domingo, cuando dejó el terreno de juego frente a la Real Sociedad, que le impidieron jugar contra el Inter en la Champions League y que lo ponen en duda para el derbi frente al Atlético de Madrid. El delantero, pieza clave para el italiano Carlo Ancelotti por sus 17 goles y 8 asistencias en lo que llevamos de temporada, entrenó ayer miércoles, en el día libre para la plantilla, en el gimnasio y realizó sesión de fisioterapia. Mañana viernes o incluso el sábado se tomará la decisión de si podrá estar en el derbi según las pruebas y sensaciones que tenga el francés de las molestias en los isquiotibiales de la pierna izquierda.
Artículo Anterior Artículo Siguiente