Philadelphia y Washington comenzaron

El Washington Football Team consiguió una de las intercepciones más extrañas que se haya visto en la NFL en su partido de la Semana 15 contra los Philadelphia Eagles.

En acción de martes por la noche, como uno de los dos partidos aplazados por culpa del COVID-19 –junto a la visita de los Seattle Seahawks y Los Angeles Rams–, los Eagles recibieron a Washington en un partido con implicaciones de playoffs de la NFC Este.

En tercera oportunidad y 1 por avanzar, desde su propia yarda 22, el quarterback Jalen Hurts lanzó un pase que pegó en las manos del ala cerrada Dallas Goedert mientras corría hacia la banda derecha. Goedert dejó caer el pase mientras giraba, pero el balón pegó en su talón del pie derecho cuando el ala cerrada ya estaba totalmente de espaldas, botando en el aire. El safety Landon Collins, quien corría hacia Goedert en cobertura, lo tomó en el aire, para quedarse con la intercepción.

Goedert siguió caminando sin percatarse de que la posesión del ovoide había sido transferida a Washington mediante la intercepción. Fue la segunda entrega de balón para los Eagles en el primer periodo.

Philadelphia y Washington comenzaron el partido con marca de 6-7, con ambos intentando meterse en la conversación por la postemporada como equipo Comodín en la Conferencia Nacional.
Artículo Anterior Artículo Siguiente