Tigres encontró los espacios necesarios

El primer grito de gol para la afición y porra americanista llegó. Un golazo de Espinosa provocó la algarabía en el Coloso Mundialista. La delantera se lució con una anotación que selló el trabajo de “robo” por parte de Angelique Saldívar y aprovechó la desatención de Bianca Sierra.

La defensa llevaba la conducción del esférico para rearmar una jugada felina, pero apenas si pudo ver la sombra de la azulcrema, quien con la pierna izquierda le quitó la pelota. Apenas un ligero empujoncito y Angelique le ganó a la lateral felina. La acción fue justa para servir a Dani, recibió el regalo, se perfiló y con la pierna derecha aniquiló en el fondo a Ofelia Solís.

La respuesta por parte de Roberto Medina fue darle entrada a Nancy Antonio para tener más ataque y Craig Harrington respondió con una defensa más: Selena Valera por la misma Saldívar, la ladrona del esférico para el gol.

Tras una serie de cambios por ambos estrategas, Medina no logró encontrar la forma de penetrar la línea azulcrema, en cambio, las de casa se dieron el lujo de ampliar el marcador con la anotación de Sarah Luebbert para el 2-0. La jugadora cerró la pinza que le proporcionó Mónica Rodríguez desde la banda derecha, cuando ya casi se le acababa la cancha.

Tigres encontró los espacios necesarios y Stephany Mayor apareció. La mejor jugadora felina fue habilitada por Fer Elizondo con un centro retrasando, Mayor se aventajó a Karen Luna y empujó el esférico.
Artículo Anterior Artículo Siguiente