De esos entrenadores que se quedaron

Los equipos de la NFL ya están realizando cambios. Tras el fatídico Lunes Negro y sumando la salida de Joe Judge, la cifra de entrenadores despedidos en la actual campaña llegó a siete. Brian Flores, de los Defines de Miami; Vic Fangio, de los Broncos de Denver; Mike Zimmer, de los Vikingos de Minnesota; y Matt Nagy, de los Osos de Chicago; Joe Judge, de los Gigantes de Nueva York, además de Urban Meyer, de los Jaguares de Jacksonville, y Jon Gruden, de los Raiders de Las Vegas, que habían sido ya cortados semanas antes, completan la lista negra de entrenadores en jefe que no tienen un futuro promisorio a corto plazo en esas franquicias. Hay que recordar que a los siete coaches podrían sumarse otros en las próximos días. De esos entrenadores que se quedaron sin trabajo, uno que otro sorprendió, como es el caso de Flores, pues los Delfines se quedaron a la orilla de la postemporada y con marca ganadora, pero parece que un problema interno con directivos lo mandó a la puerta de atrás, mientras que la salida de Gruden a principios de la campaña también fue sorpresiva, pues le cortaron las alas no por tema deportivo, sino por un escándalo por conductas racistas.
Artículo Anterior Artículo Siguiente